"Si la historia la escriben los que ganan, quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia."

martes, 25 de octubre de 2011

San Martín & Bolívar: ¿Vendepatrias?

El 2 de febrero de 1825 la protección que Su Majestad Británica dio a los movimientos independentistas comienza a dar sus frutos. Ese día, tan sólo cuatro días después de ser designado, el representante de las Provincias Unidas del Río de la Plata firma con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda el llamado Tratado de Amistad, Comercio y Navegación. Dicho tratado, en su artículo 2º, contempla que los súbditos británicos podrán arribar con sus buques y cargas para ejercer el comercio a cualquier puerto, paraje o río argentino, con exclusión de cualquier otra bandera. Al mismo tiempo, en su art. 7º se establece que, para verse amparados en este tratado, los buques argentinos deben ser propiedad y haber sido construidos en las Provincias Unidas. Pero dado que, la Argentina no contaba con astilleros ni industria naval alguna, en la práctica significaba que no podían alquilarse ni comprarse buques franceses o estadounidenses.

Un mes después, el mismo tratado es firmado por los representates del Perú. En abril hace lo propio Colombia. Y en noviembre, México.

En el caso peruano, el tratado venía a confirmar la famosa Autorización de "el Libertador" José de San Martín a los comerciantes británicos para vender sus mercaderías importadas en el Perú, copiado (según ha demostrado Julio C. González) del Edicto del invasor Beresford en Buenos Aires en 1806. También el Empréstito usurario contraído por San Martín con Gran Bretaña durante su protectorado por la suma de dos millones de libras esterlinas, será el modelo de los otros empréstitos escandalosos que han sumido a Hispanoamérica en la esclavitud de la Deuda Externa.

Por su parte, "el Libertador" Simón Bolívar propicia un Congreso Anfictiónico que habrá de reunirse en Panamá. El 1 de junio de 1826 un tal Edward Dawkins presenta sus credenciales como representante de Gran Bretaña ante dicho Congreso. El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda es incorporado poco después al Congreso como si se tratase de un Estado americano. Al mismo tiempo, se impide participar a los representantes de los Estados Unidos de América del Norte. Los británicos ofrecen protección militar ante cualquier reivindicación por parte de España, a cambio de beneficios comerciales monopolísticos en el continente americano.

Finalmente, el Congreso de Panamá fracasará por el accionar de los representantes del Perú (San Martín ya no era Protector) para quienes "Inglaterra al frente de Asia y de América sería más temible que Roma en los días de su mayor prosperidad".

Pero Bolívar no pierde las esperanzas. En una carta enviada desde el campamento de Buijó al Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Colombia de julio de 1829, "el Libertador" recomienda que "la América se ponga bajo la custodia o salvaguardia, mediación o influencia de uno o más Estados poderosos", indicando específicamente a Inglaterra. Similar objetivo que el de la misión enviada por San Martín, poco antes de ser depuesto como Protector del Perú ocho años antes, que tenía como objetivo persuadir a un noble europeo para que aceptara la corona, siempre que se contara con la aprobación británica de dicho pretendiente.

En fin, cosas de nuestra historia que no nos cuentan.


3 comentarios:

  1. Jose Vergara Salazar25 de octubre de 2011, 11:10

    Y no solo eso sino que también lo hicieron O´Higgins y sus secuaces como el general masón Ramon Freire y tambien Jose Joaquin Prieto Vial, algun dia los chilenos vamos a saber la verdad de lo que no nos cuentan los historiadores después de 200 años de mentiras,engaños,asesinatos,corrupcion y traiciones

    ResponderEliminar
  2. ANTONIO MARCOS RUBIO26 de octubre de 2011, 09:41

    Y mientras tanto los hispanos hablando de los negritos y de los indigenas que todos eran muy buenos y no les dejamos hacer sus patrias indigenistas que junto con la de los ingleses serían por siempre jamas las mejores y las más buenas, las verdaderas y las únicas; no te jode el percal!. Buen negocio. Y todavía se sigue con el mismo cuento. Si comentas algo de cooperar en asuntos de gran embergadura, siempre sale el negrito diciendo.. No, eso no buede sed, polque los jespañole no zon güenos, los ingleses Zi Zon güenos. Y el cerebro se te constriñe con las ocurrincias de la caterva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soy de Argentina, no es que estemos a favor de los ingleses. Existen algunos historiadores como Sejean y Calabrese que sostienen que San Martín fue un agente inglés (conocida historia de la Logia Lautaro), con la misión de de atomizar o "balcanizar" Sud América con la formación de pequeños Estados, destinada a evitar la formación de un Estado fuerte que pudiera impedir la influencia económica inglesa.

      Hay otros historiadores que contradicen esto a partir de la monarquía que proyectó el Gral. San Martín en Perú (de la cual él [según "dicen que dicen"] no pretendió ser Rey) y se habría integrado con los actuales Estados de Perú, Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y si era posible también Paraguay. Pero en realidad esto último apunta a que la aspiración de proponer un gobierno morárquico era solo para congraciarse con la Santa Alianza (según otros autores esto también podría haber sido parte de un ardid montado para engañar las autoridades españolas).

      Dejo esta frase de Julio Argentino Roca (hijo):

      "La geografía política no siempre logra en nuestros tiempos imponer sus límites territoriales a la actividad de la economía de las naciones. Así ha podido decir un publicista de celosa personalidad que la Argentina, por su interdependencia recíproca es, desde el punto de vista económico, una parte integrante del Imperio Británico."

      Eliminar