"Si la historia la escriben los que ganan, quiere decir que hay otra historia, la verdadera historia."

jueves, 6 de octubre de 2011

¿Saavedra tradicionalista?

El comerciante altoperuano Cornelio Saavedra se convirtió, tras las Invasiones Inglesas, en el comandante de los Patricios, el cuerpo militar compuesto exclusivamente por criollos. Pero, desde ese momento, se convirtió también en actor político de renombre, como conspirador nato que era. Sin él, la Revolución de Mayo de 1810 no hubiese tenido éxito, del mismo modo que fue él quien frustró la de 1809 para deponer a Liniers.

Hábil calculador, en esta ocasión estaba convencido de que las brevas ya estaban maduras (según expresión que solía usar con sus complotados), y se puso al frente de la Revolución.

Como comerciante de buena posición que tenía mucho que ganar con el cambio de autoridades (rompiendo así con el monopolio que beneficiaba fundamentalmente a los comerciantes peninsulares -y a las pequeñas industrias locales), pero que podía también perder bastante si estallaba la anarquía jacobina (que pudiese hacer peligrar los buenos negocios con las importaciones inglesas), lo suyo fue el conservadurismo. El saavedrismo representó así la versión porteña del girondismo revolucionario francés.

Pero hete aquí que para la historiografía revisionista nacionalista, Saavedra se ha convertido en uno de los próceres máximos de la patria (esa "patria" pequeña conseguida con la independencia revolucionaria a costas de la gran "patria", las Españas, donde nunca se ponía el sol). Es más, algún autor contemporáneo oriundo de Cuyo, llega a decir que Saavedra era tradicionalista. Así, como lo lee.

Como puede confirmarse con algunos de los textos que aquí en esta bitácora se enlazan en el margen derecho bajo el título "Leyenda rosa nacionalista", los autores nacionalistas o revisionistas suelen despreciar la Memoria Autógrafa de Saavedra. Texto que ya de por sí da con tierra con unos cuantos mitos historiográficos del nacionalismo. Pero, dicen ellos, la Memoria es un texto de un Saavedra ya anciano, donde los recuerdos no son claros (¡sólo habían pasado 19 años!) y donde existe la intencionalidad de no privar a sus hijos de los "beneficios" de la Revolución (pensiones y privilegios... ¡ay de las revoluciones igualitarias!).

Pues bien, vamos, entonces, a traer un texto de Saavedra bien contemporáneo a los hechos: el voto particular de este traficante devenido jefe militar en el Cabildo abierto del 22 de mayo de 1810. Anotó allí de su puño y letra:
Y que no quede duda de que el Pueblo es el que confiere la autoridad, o mando.
¡Qué tradicionalista! Un tradicionalista defensor de la teoría de Juan Jacobo Rousseau de la soberanía del pueblo.

(Por no hablar de los que pretenden falsear la historia convirtiendo a esta proclama revolucionaria en un silogismo suareciano... demostrando no haber leído jamás a Francisco Suárez.)

Cornelio Saavedra, el Bonaparte del Río de la Plata,
sólo que sin la genialidad militar del Gran Corso,
ni la posibilidad de implementar su plan para coronarse Rey.


13 comentarios:

  1. Lean mejor a Saavedra, militar aristócrata, licenciado en Teología, mano derecha del Virey en las Invasiones Inglesas y quien depuso la isurrección de Álzaga contra Liniers. Jefe antiliberal de la Revolución de Mayo, monárquico primero en encabezar junto a Belgrano la lista del pedido a Carlota Joaquina de Borbón de gobernar en nombre de su hermano cautivo, contra la línea liberal anglófila de Moreno 'el Robespierre argentino', Castelli, Paso y Larrea con sus contactos inglese en Cádiz y con los masones de la ilegítima Junta Central de Sevilla: "Es indudable, en mi opinión, que si se miran las cosas a buena luz, a la ambición de Napoleón y a la de los ingleses, de querer ser señores de esta América, se debe atribuir la revolución de Mayo de 1810." (Don Cornelio Saavedra, "Memoria autógrafa").

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo:

      Justamente porque hemos leído a Saavedra, no "compramos" la leyenda rosa nacionalista que Ud. repite a pie de juntillas, haciendo beneficio de inventario en la Memoria Autógrafa.

      ¿Algo nuevo para aportar? Porque con su comentario sólo demuestra que ni siquiera ha leído lo que aquí escribimos.

      Eliminar
    2. Otrosí digo,

      1) Saavedra no era militar, sino comerciante. En cuanto a su "aristocracia", habría que probarla definitivamente, cosa que nadie hace.

      2) ¿Antiliberal? ¿Alguien que sostiene la teoría de Rousseau de la "voluntad popular"?

      3) ¿"Ilegítima" Junta Central de Sevilla? ¿Quién dijo? (De nuevo, los nacionalistas demuestran desconocer absolutamente la constitución tradicional española.) Además, ¿era más "legítima" la pérfida y pérjura Junta porteña de Mayo de 1810?

      Eliminar
  2. Estimado moderador he escuchado tu CLAMOR y:
    Resta decir que tienes un error conceptual de los Reinos de ‘España’ que eran confederados es decir Hispánicos –con el mismo ‘espíritu’ idea de los Reyes Católicos y los Autrias; no españolitas unitarios o colonialistas como la expresión “de las Españas” propio de los borbones y el gobierno jacobino de Francia, un pseudo-carlismo que se aparta de Maeztu y Vazquez de Mella.
    Ahora el tema en cuestión: Saavedra habla de “la ambición de Napoleón y los ingleses” justamente porque si no lo sabías España estaba invadida por Napoleón al Norte y los ingleses al Sur… se que en el fondo más allá de Saavedra hay una concepción errónea de la Revolución de Mayo (que fue fidelista al Monarca) y de la España Bonapartista (que fue iluminista y unitaria) te paso unos datos, tomando autores de varias nacionalidades -para que veas que no son sólo nacionalistas-, pero hay más, luego búscalos tú me cansé de trancribir….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuevamente, querido Nacionalista, demuestra no conocer aquello de lo que habla.

      ¿"Las Españas" expresión propia de los Borbones y el gobierno jacobino de Francia? Busque una moneda de la época de los Austria. ¿Qué dice? "Hispaniarum Rex". Por si no sabe latín, le comento que eso quiere decir "Rey de las Españas".

      ¿La Revolución de Mayo fue fidelista? Es una broma, ¿no? Nos hemos cansado de repetir testimonios de la época que demuestran que no es así; que con la Revolución de Mayo se buscaba la independencia. Pero algunos no aprenden. Ni así.

      ¿España bonapartista? ¿Ud. no se da cuenta que se vuelve a contradecir en el mismo párrafo? Hacía dos años (¡dos!) que había estallado la Guerra de la Independencia en la Península y ni a Saavedra ni a ningún otro revolucionario del Año X se le ocurrió armar una Junta. No fue sino hasta que los ingleses les dieron el visto bueno. ¿"Las brevas maduras" le suena?

      Eliminar
  3. De la Junta –masónica- Central de Sevilla:
    “-Hizo- de la Nación española un Estado Unitario que cerraban definitivamente la posibilidad de mantener a los Reynos de Indias en el seno de la Monarquía.” (Francisco Xavier-Guerra, sobre el Decreto del 22 de Enero de 1809 de la Junta Central de Sevilla).

    Vínculo con la Corona de Castilla fundado en:
    “…al declarar que Alejandro VI había concedido el Nuevo Mundo a los Reyes Católicos y a sus sucesores legítimos, pero ‘no a los peninsulares, ni a la Península, ni a la Isla de León, ni a los franceses’; y al afirmar que a la falta de Rey, los territorios pertenecían ‘a los descubridores y pobladores representados ahora en nosotros’, los caraqueños argüian de un modo irrefutable.” (Salvador de Madariaga, Bolívar).
    “El vasallaje de las Indias fue el vínculo que unía a los Reynos de las Indias, no a la España Metropolitana, a la Nación española o al pueblo español, sino al Rey legítimo de Castilla y León.”… “De ahí que, cuando el Rey Don Fernando VII renunció al trono en Bayona, el vínculo político fue roto y la comunidad del pueblo, el sujeto usual de la soberanía, fue considerado el sucesor legítimo de las nuevas autoridades.”… “Cuando Fernando VII relevaba a sus súbditos de su juramento de fidelidad y les “exhortaba” a que esperaran la felicidad de las buenas disposiciones del Emperador Napoleón, liberara así el mismo a los españoles de ambos hemisferios de su sumisión a la Corona.”
    (Otto Carlos Stoetzer, sobre la Doctrina de la Constitución del Pacto con el Emperador Carlos I quien les concediera a sus hijos de América el 9 de Julio de 1520).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre lo primero, no lo negamos nunca. Ahora bien, eso no justifica el crimen de organizar una Revolución y buscar la Independencia.

      Sobre lo segundo, ésa es la opinión del Prof. Stoetzer. Pero no se corresponde con la realidad. Sólo repite la argumentación del revisionismo nacionalista. Ya hemos demostrado en este cuaderno de bitácora que en ningún lado en la R.O. de Carlos V se hace mención de una supuesta "devolución" a los conquistadores o sus descendientes.

      Eliminar
  4. A pesar de ello en el Río de la Plata se le juró fidelidad el 25 de Mayo de 1810:
    “¡Y cuán glorioso es para los hijos de Buenos Aires haber sido los primeros en levantar la voz con un orden y una dignidad sin ejemplo! No para sublevarnos contra las autoridades legítimamente constituídas, sino para suplir la falta de las que, acéfala la Nación, habían caducado de hecho y de derecho. No para rebelarnos contra nuestro soberano, sino para conservarle la poseción de su autoridad, de que había sido despojado por un acto de perfidia. No para romper los vínculos que nos ligaban a los españoles, sino para fortalecerlos más por el amor y la gratitud poniéndonos en disposición de auxiliarlos con mejor éxito en su desgracia. No para introducir la anarquía, sino para preservarnos de ella, y no ser arrastrados al abismo de males en que se hallaba sumida España.
    Estos, señores, fueron los grandes y plausibles objetos del memorable Cabildo abierto celebrado en esta ciudad en 22 de Mayo de mil ochocientos diez, cuya acta deberá grabarse en láminas de oro para honra y gloria intensa del pueblo porteño. Pero ¡ah!...¡Quien lo hubiera creído!...Un acto tan heroico de generosidad y patriotismo, no menos que de lealtad y fidelidad a la Nación española y a su desgraciado Monarca: un acto que ejercido en otros pueblos de España con menos dignidad y nobleza, mereció los mayores elogios, fue interpretado en nosotros malignamente como una rebelión disfrazada, por los mismos que debieron haber agotado su admiración y gratitud para corresponderlo dignamente.” (Juan Manuel de Rosas, Discurso del 25 de Mayo de 1836).
    “Vuestra Merced sabe que el 25 de Mayo, o mejor dicho el 24, se estableció por nosotros el primer Gobierno Patrio a Nombre de Fernando VII, y que consideraba a todas las Américas como colonia suya; para preservarnos de que lo españoles apurados por Napoleón, negociasen con él su bienestar a costa nuestra, haciéndonos el pato de la boda. También le exigimos a fin de aprovechar la oportunidad de crear un nuevo título para Don Fernando VII, y sus legítimos sucesores, con el que poder obtener nuestra emancipación de España y que considerándonos una Nación distinta de ésta, aunque fuese gobernado por un mismo Rey, no se sacrificasen nuestro intereses a beneficio de la Península española; pues a todo esto nos daba derecho no sólo el habernos defendido de los ingleses sin auxilio alguno de la España, sino también el nuevo sacrificio y esfuerzo de lealtad que emprendíamos hacer erigiendo un Gobierno a Nombre del Rey cautivo que conservase todas estas provincias bajo su cautiverio, para continuar después prestando el debido homenaje luego que recobrase su libertad… y todos los papeles no respiraban sino entusiasmo por la obediencia y subordinación a Fernando VII, pero con tal sinceridad a los juicios de lo patriotas de buena fe, que el Dr. Zavaleta en el sermón que predicó a presencia de la Primera Junta en celebridad de su instalación, hablando de la imputación que nos hacían nuestros enemigos, quienes decían que todas esas protestas de obediencia y sumisión a Fernando eran fingidas, y que nuestra intención era sublevarnos contra su autoridad, les contestó con un esforzado mienten…” (Carta de JM. de Rosas a su asesor Tomás de Anchorena).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Justamente viniendo de Rosas! A quien no vemos por ningún lado durante las luchas independentistas.

      Además pone de testimonio al cura apóstata y cismático Zavaleta. En buena compañía se encuentra el Restaurador.

      Eliminar
  5. Y se hizo todo lo que se pudo para mantener el vínculo:
    “la América incorporada a la Corona de Castilla es inherente a ella por la Constitución… la Constitución no precisa que unos Reinos se sometan a otros… Se han olvidado que la América existió unida a la Madre Patria por la autoridad sola de sus Reyes, que habiendo ésta (la autoridad del Rey cautivo) dejado de ser, se cortó el vínculo que los unía (a la Península).” (M. Belgrano, Manifiesto a la Infanta Carlota Joaquina de Borbón, 1808).
    “Señora nada he hecho que no sea conforme a los sentimientos de amor y fidelidad que profeso a mi Augusto Soberano y a su Real familia, y que siguiendo el ejemplo de mis mayores conservaré eternamente.” (Carta de Don Cornelio Saavedra a la Infanta Carlota Joaquina de Borbón, 17 de Julio de 1809).

    Sin embargo más tarde en 1814 enviado Belgrano ante el Rey:
    “-El Rey- rompió la Carta de Incorporación y Pactos de América con la Corona de Castilla.” (C. Saavedra, “Memoria Autobiógrafa”).
    “Diremos que, si mal aconsejado Fernando no quiere unirse con sus leales vasallos, él mismo es el que, cual otro Roboam, se ha dado así mismo la sentencia, y no es regular que lloremos mucho, porque la tal sentencia se cumpla y se ejercite; diremos que Fernando VII… que rehúsa nuestros homenajes con melindre desdeñoso, para que en adelante lo tratemos con desprecio. Diremos que si este mal aconsejado joven le desagradó tanto nuestra lealtad, busque vasallos desleales, y los encontrará en la Península a millares y millones. Diremos que, el haberlo reconocido y jurado (en Agosto de 1808) cuando estaba preso en Francia, no más que un rasgo de generosidad americana, y que al ver su indigesta y cruda ingratitud, no queremos continuarle por más tiempo un obsequio tan indebido.” (Fray Francisco de Paula Castañeda, 25 de Mayo de 1815).
    “faltando a estas precisas e indispensables condiciones, el Juramento pierde todo su vigor, se rescinde por el hecho mismo, queda eternamente nulo.” (Fray Juan Esteban de Soto, 25 de Mayo de 1816).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vuelta. ¿Usted nos está tomando el pelo citando a Belgrano? El mismo que afirmara la intención independentista desde el comienzo.

      Luego nos cita lo de Castañeda, dicho en ocasión de la misión de Rivadavia a Madrid. ¡Rivadavia!

      Y ahora uno de los curas juramentados y cismáticos. Seguimos en buena compañía...

      Eliminar
  6. Ergo:
    “Los habitantes y provincias de América sólo han jurado fidelidad a los Reyes de España… no han jurado fidelidad ni son vasallos de los habitantes y provincias de España; los habitantes y provincias de España no tienen pues autoridad, jurisdicción ni mando sobre los habitantes y provincias de la América.” (Catecismo Político Cristiano, Chile-1810).

    Entendido, a leer más…
    El Vasallo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues justamente, el Rey reina a través de sus funcionarios. ¿O acaso hubo un Rey en toda la historia de la humanidad que reinase directamente en todos los asuntos?

      ¿No sabe acaso Usted lo que significan y significaron las Cortes en la constitución histórica de Las Españas, especialmente en el caso de la Corona de Castilla que es la que viene a cuenta para hablar de América?

      Lo único que Ud. hace es citarme al Prof. Díaz Araujo, un historiador "a la carta".

      ¿Leyó Ud. la correspondencia de Liniers después del 25 de mayo de 1810, en especial su testamento político dirigido a su suegro Sarratea? Bueno, ese solo documento sirve para tirar por tierra con todas las mentiras y locubraciones de la Junta probritánica de Buenos Aires.

      A leer (mal) "Vasallo".

      Eliminar